CannabisCultivoEducaciónMedicinalNacionalRegulaciónSociedad

Temporadas: ¿hasta cuándo puedo plantar?

Por www.neuroparty.com

 

EL CULTIVO DE PRIMAVERA

La siembra de primavera es una práctica ancestral en el cultivo de cannabis. Normalmente escogemos los días más templados para poder sembrar; esto nos asegura una buena retención de humedad, factor importante a la hora de una germinación exitosa. Sin embargo, debemos tener en cuenta que durante la primavera la transición de la temperatura en las noches es muy lenta, por lo que la temperatura ambiental será un factor importante a considerar.

Durante la noche debemos asegurarnos que nuestras semillas germinadas obtengan protección de las heladas y el frío. Si cultivamos plantas autoflorecientes o esquejes, tendremos una cosecha en aproximadamente 3 meses. Si cultivamos feminizadas o regulares, el periodo de cosecha puede llegar recién a partir de febrero y terminar a fines de abril.

En el cultivo de primavera tendremos como fecha límite el  final de diciembre.

 

EL CULTIVO DE VERANO

Llegando enero nos sumergimos de lleno en el cultivo de verano, el que se caracteriza por altas temperaturas, concentradas principalmente en mediodía y durante la tarde, por lo que la germinación se hace complicada debido a la dificultad de mantener la humedad ambiente.

De esta manera, la germinación recomendada es al agua, es decir, sumergir la semilla en un vaso con agua de la llave, en un lugar oscuro y no demasiado caluroso, proceso que demora entre 3 y 5 días en lograr sus frutos.

El cultivo de verano considera variedades rápidas; olvida las variedades ultra sativas o con predominancia sativa, es recomendable usar variedades autoflorecientes, índicas o esquejes; así, el cultivo de variedades regulares queda descartado debido a que no hay tiempo para diferenciar el sexo.

En el cultivo de verano tendremos como fecha límite la quincena de febrero.

 

EL CULTIVO DE OTOÑO

Llamamos cultivo de otoño a aquel que comienza después de la quincena de febrero y se extiende hasta fines de marzo. En esta época la germinación de variedades feminizadas y regulares es inviable y no se recomienda, sin embargo, todavía se pueden germinar variedades automáticas y mejor aún, plantar esquejes.

Las temperaturas se mantienen altas durante toda la época debido a los cambios bruscos de temperatura año tras año, por lo que tendremos calor al menos hasta abril o mayo. Luego de esta fecha el sol no aparece con la frecuencia que quisiéramos y las plantas cultivadas anteriormente o están siendo cosechadas, o en periodo de floración.

A pesar de que hay una merma en la producción debido a la falta de sol, aprovecharemos de manera consciente y atendida todo lo que significa el cultivo, ya que en esta época cualquier retraso se traduce en una demora que no nos podremos permitir.

Leave a Response