Cultivo

SUPER CROPPING, la poda que no es poda

El super cropping, o súper cosecha en español, es una técnica que sirve para controlar la altura de la planta sin tener que cortarla y perder una rama en beneficio del crecimiento del resto. Es como si la podáramos, pero no.

Para realizar el super cropping, lo que haremos será doblar la rama principal de la planta, sin quebrarla. Para conseguirlo, vamos a utilizar nuestras uñas aplicando presión sobre el tallo, quebrándolo suavemente y doblándolo. El brote que doblemos no debe ser muy grueso o leñoso, el tallo debe ser joven y flexible (ojo con la variedad donde lo emplearemos, las sativas, al ser más flexibles, pueden resistir mejor esta técnica). Lo que conseguiremos con esto es romper con la estructura jerárquica de la planta, siendo las varillas laterales las que reciban más cantidad de nutrientes, creciendo y engordando de manera rápida. De igual manera, la rama doblada se desarrollará normalmente, aunque sin llevarse todo el protagonismo.

Dado el corto ciclo vegetativo de las variedades automáticas, este método es muy recomendable en este caso, ya que –a diferencia de otros métodos de poda– el daño que realizaremos no requerirá una gran cantidad de tiempo para que la planta se recupere. También es de gran utilidad en esas plantas que no crecieron tanto y son más tardías.

Aplicando el super cropping conseguiremos que los cogollos engorden un poco más y no sean tan aireados.

Por Señor Bigotes.

 

Descarga tu guía de cultivo

Leave a Response