Mercado

Se ponen de moda las micro dosis de cannabis

Los dispensarios de los países en los que es legal la marihuana están vendiendo cada vez más productos con bajas dosis de THC que nunca. El cannabis se está convirtiendo en “mainstream” que para los que no cachan de vocabulario top, hípster o moderno, significa que la marihuana se ha convertido en un producto totalmente cotidiano.[show_more more=”Seguir Leyendo” less=”Volver” color=”#0066cc” align=”center”]

La razón por la que las micro dosis o productos y cepas con bajo TCH se están esparciendo por el mundo tan rápidamente, es porque cada vez más gente inexperta o que nunca había consumido marihuana se está adentrando en el mundo del cannabis gracias a la legalización. Pero también está ayudando a los veteranos consumidores a obtener sus dosis necesarias y seguir siendo productivos durante el día.

Atrás quedaron los días en los que la marihuana se asociaba al volao hippie que no tenía nada que hacer en la vida, ahora el THC está de moda y cada vez se usa más en ambientes laborales de todo tipo. Las micro dosis son perfectas para este nuevo estilo de vida. Suelen ser dosis de entre 1 y 10 miligramos, se toman en vaporizador o en productos comestibles y para muchos es la solución perfecta a periodos de ansiedad o estrés.

El consumo de marihuana está cambiando gracias a sus nuevas formas y productos. Mucha gente que probó la marihuana en la universidad y que nunca fue lo suyo, está volviendo a redescubrir el cannabis en una etapa más adulta. No es lo mismo fumarse un caño de Bubba Kush a los 20 y quedar voladísimo, que probar un pequeño pastelito con 3 miligramos que te va a dejar perfecto a los 30.

Por eso, muchas empresas estadounidenses están desarrollando productos con bajo contenido en THC, que en vez de dar un subidón potente y paranoide, ofrecen una relajación y apertura de mente más ligeras, para captar a todos esos consumidores que quieren experimentar sin volarse demasiado.

La mejor manera para dosificar el THC  en bajas proporciones es a través de los productos comestibles. Las pastitas de menta, caramelos y otros dulces son unas de las formas más populares que se están comercializando en Estados Unidos. Las compañías que han entrado en este sector buscan que el consumidor, a través de productos con bajas dosis, encuentren el balance y nivel de THC adecuados y no rechacen el cannabis por haber consumido en exceso. El objetivo es que los usuarios experimenten la gran cantidad de beneficios para la salud que tiene la marihuana.

Así que las cosas están cambiando para muchos cultivadores profesionales. Mientras que buscar el mayor THC posible en las plantas era la tendencia anterior, ahora se buscan más las variedades con alto contenido en THC. El consumo está cambiando, y la gente en los dispensarios está comprando cada vez más productos “listos para usarse” que directamente las flores.

Los “vape pen”, más conocidos como cigarrillos electrónicos, están ganando popularidad a pasos agigantados. Mientras que la venta de las flores baja, el consumo de este tipo de productos aumenta. Mucha gente está dejando de fumar los caños tradicionales y está empezando a vapear sus micro dosis por los innumerables beneficios que tiene. Además con los vape pens, es mucho más fácil dosificar y una calada te puede mantener activo durante horas. Dosificar con un caño es algo más complicado.

Las empresas que fabrican cartuchos para vaporizadores están comercializando productos con micro dosis, siguiendo la tendencia 1:1.  Hay empresas que nombran a sus diferentes cartuchos según la experiencia que vas a vivir, otras según el ratio de CBD y THC.

Al ver la evolución que está sufriendo el cannabis hacia algo cada vez más mainstream, nos surge inevitablemente una pregunta: ¿podrán las micro dosis desplazar a las flores más psicodélicas? Déjanos tu opinión en los comentarios de Facebook.

Fuente: herb.co

 

Leave a Response