Medicinal

Parches de cannabis para tratar la fibromialgia y neuropatías diabéticas

La compañía Cannabis Science que trabaja con fármacos creados a partir de cannabis,  ha creado dos medicamentos  para tratar la fibromialgia y los dolores en los nervios que produce la diabetes. El medicamento funciona a través de un parche de cannabis transdérmico que se coloca directamente sobre la piel y que libera la medicina contra estas dos enfermedades.[show_more more=”Seguir Leyendo” less=”Volver” color=”#0066cc” align=”center”]

El parche proporciona alivio a la zona del cuerpo afectada. Al compararlo con otros tipos de medicaciones como la oral, intravenosa o intramuscular, los parches transdérmicos tienen muchas ventajas que ofrecer.  Los parches liberan el medicamento en el paciente de una manera controlada a través de varias formas, como a través de una membrana porosa que contiene el medicamento, o a través del propio calor del cuerpo que va derritiendo pequeñas capas del parche de cannabis que contienen el extracto de CBD, que entra lentamente en el cuerpo y llega al sistema nervioso central, aliviando el dolor.

El CEO de Cannabis Science, Raymond Dabney, cree que el futuro de la ciencia cannábica está basada en el desarrollo de estas dos nuevas aplicaciones medicinales y del parche de cannabis. La compañía trabaja para mejorar sus instalaciones y poder manufacturar sus propios productos para abastecer a los científicos con materiales de calidad para desarrollar estos medicamentos. También siguen trabajando en la investigación de otras potenciales enfermedades que puedan requerir del cannabis medicinal.

La fibromialgia se estima que afecta entre al 2% y al 8% de la población mundial, siendo las mujeres las más propensas a sufrir esta enfermedad. Las personas que tienen fibromialgia y neuropatías diabéticas sufren de dolores crónicos generales. El CBD es un cannabinoide excepcional, sin los efectos psicoactivos del THC, tiene propiedades anti inflamatorias y propiedades que reducen el dolor. Desde Cannabis Science van a seguir trabajando en la investigación de los fármacos basados en cannabis para poder suplir la gran demanda que ha ido creciendo y seguirá haciéndolo durante los próximos años.