Mercado

En Estados Unidos el “bajón” beneficia a McDonald’s

En una encuesta realizada a 27 mil consumidores de marihuana legal arrojó que el 43% eligió McDonald’s como su primera opción para comer en las últimas cuatro semanas.

 

No hay refrigerador, ni bolsa de pan, ni carrito de completos que se resista a un bajón. Ni hablar de aquellos que se bajonean el manjar a cucharadas o cualquier cosa que quedó pegada en la olla. Cuando hay bajón sí o sí hay una urgencia por comer y comer algo bien contundente porque no existe bajonero  que calme su hambre con una ensalada.

Pero el bajón, no debemos olvidar, es universal. Y algo similar ocurre en Estados Unidos y que fue comprobado con la encuesta que realizó sitio web de noticias financieras Green Market Report y la consultora Consumer Research about Cannabis.

Los resultados indican que el 43% de los encuestados (27 mil personas que accedieron a marihuana legal) señalan que mantienen a raya su bajón con alguna compra en McDonald’s.

La razón, según explicó a la BBC  Jeffrey Stein, vicepresidente de Consumer Research about Cannabis, se debe a que  “el tamaño y la cantidad de locales que tiene, especialmente en los estados donde la venta de cannabis es legal (recreacional y medicinalmente).

A pesar de que los ganadores son las grandes cadenas de la llamada “comida chatarra”, Stein piensa que los competidores tienen espacio para posicionarse en ese mercado, en la medida que estudien los intereses, la demografía, los salarios, la educación y los hábitos de consumo de los potenciales clientes.

Así que nada de raro que los gringos prontamente saquen “el combo bajón”.

Pero, ¿por qué da hambre fumar?

El tema del voraz apetito que genera el consumo de marihuana ha sido objeto de múltiples investigaciones.

Algunos científicos han planteado que el principal principio activo de la marihuana, el THC o tetrahidrocannabinol interviene en los receptores del lóbulo olfatorio en el cerebro, incrementando significativamente la habilidad de oler alimentos y, por lo tanto, aumentando el apetito.

Otros, en cambio, sostienen que la marihuana engaña al sistema central del cerebro, haciendo que las neuronas encargadas de inhibir las ganas de comer sean, precisamente, las responsables de que aumente el apetito.

Y tú para el bajón ¿qué prefieres comer?

Fuente: BBC

 

 

05

Leave a Response