Cultivo

¿Cuánta marihuana dará mi semilla?

A la hora de ponernos a cultivar, sin duda esta es una de las preguntas más comunes que nos vienen a la cabeza. Además de la calidad, saber la cantidad de cogollos que obtendremos de nuestra planta es importante, sobre todo si lo que queremos es optimizar  al máximo un cultivo indoor.

Cuando vamos a comprar una semilla, esta normalmente aparece con una descripción en la que se especifica la cosecha en gramos que obtendremos de ella. ¿Pero qué quiere decir realmente este número?

Al leer,  por ejemplo, “400-500 gr/m2 indoor” lo que suponemos es que será la cosecha aproximada que obtendremos de nuestra semilla. Pero ojo, este número se obtiene bajo determinados parámetros. Los más importantes son tres: el tamaño de la maceta, la cantidad de luz y la temperatura. Una vez que cosechemos y nos haya ido realmente bien,  esos 400-500 gramos serán la cantidad que obtengamos en verde.

Una vez secados y curados los cogollos, reducirán su peso a aproximadamente el 30 % de lo que obtuvimos al cortar. Si los cogollos pesaban 500 gramos, lo que pesarán una vez listos para fumar serán aproximadamente unos 150 gramos.  Obviamente, hay que tener en cuenta otras cosas aparte de las tres que hemos mencionado, como el tipo de iluminación, de sustrato o los fertilizantes que se usen durante el cultivo, que también van a determinar la cantidad de la cosecha.

No podemos olvidar que estas plantas son delicadas, requieren harta atención y la experiencia es la que nos dará cada vez mejores y más abundantes recompensas. Por lo que no podemos pensar que por plantar una semilla en un indoor vamos a sacar las proporciones que ponía la etiqueta. Los bancos, muchas veces,  como estrategia comercial, colocan la cifra que han obtenido bajo el cultivo de manos expertas, en ocasiones, profesionales con muchos años de experiencia. Y como  no, esta producción puede ser que se haya dado solo en una ocasión, o en pocas, pero obviamente es un buen reclamo comercial colocar la cifra más alta. Lo mismo sucede con otros tantos productos y tecnologías, como cuando al ver la descripción de un notebook vemos que pone “8 horas de batería” puede ser cierto, si dejamos el computador sin usarlo y en modo ahorro de energía. Es una verdad a medias.

En los foros y redes sociales hay ciertas controversias alrededor de las cifras que los bancos de semillas entregan a los consumidores y no hay mucha credibilidad. Los bancos hablan de metros cuadrados, cuando a lo mejor deberían expresar sus cantidades en metros cúbicos ya que también se debe considerar la altura de la planta. Sin embargo utilizan el m2 como una medida más sencilla para hablar de sus producciones, ya que suelen cultivar en superficies más grandes de las que lo hace un cultivador en su casa.

Por lo tanto, al leer la etiqueta y la descripción de la variedad, no significa que  vayamos a obtener una cosecha igual a la prometida. Las genéticas se han modificado muchísimo para que cada vez sea más sencillo cultivar, pero eso no asegura las cifras. Los cuidados que le demos a la planta y otros muchos factores como la luz, el sustrato o los fertilizantes son determinantes en este proceso.

 

Descarga tu guía de cultivo

 

Leave a Response