CannabisEmprendimientoEstilo de VidaInternacionalMercadoRegulaciónSociedad

Cómo convertirse en juez de una copa cannábica

¿Quién no ha soñado alguna vez con ser juez cannábico y pasar un día entero probando y dando opiniones de las más suculentas variedades? Sin embargo, esto va más allá de simplemente testear si la variedad es rica o no, para llegar a ser juez cannábico es necesario tener buenos conocimientos sobre marihuana. Acá te damos unos tips para hacer tu sueño realidad.[show_more more=”Seguir Leyendo” less=”Volver” color=”#0066cc” align=”center”]

Lo primero es saber a qué tipo de copa o evento quieres ir. Hay algunas competiciones que son privadas, la información del evento se transmite boca a boca y los jueces suelen ser personas reconocidas en el mundillo cannábico del lugar en el que se celebra la copa. Otras, por el contrario – en países en los que el consumo recreativo es legal – son abiertas al público y puedes comprar tu entrada como juez antes de que se terminen los cupos.

Lo que hay que tener para ser un buen juez cannábico

Lo cierto es que no existe ninguna regulación universal para determinar quién puede ser un buen juez o no, pero sí que hay una serie de consideraciones a tener en cuenta.

  1. ¿Qué conocimientos tienes de marihuana?

Lo que más se va a valorar a la hora de que una organización te pueda elegir como juez cannábico son tus conocimientos demostrables de la materia. Conocer las diferencias entre terpenos para distinguir las variedades sólo por su olor, identificar una planta por la forma del cogollo, su color, su estructura, o saber distinguir matices de concentración y densidad son sólo algunas de las cosas que debes manejar a la perfección para poder estar entre los miembros de un jurado.

  1. ¿Tienes experiencia previa siendo juez de algún evento cannábico?

No es un requisito absolutamente necesario, pero sí es verdad que si tienes experiencia siendo juez de algún evento, conocerás mejor los procedimientos, cómo se desarrolla el testeo de muestras, etc. También puede servir que hayas sido juez en un evento no necesariamente vinculado con el mundo del cannabis.

  1. ¿Trabajas en la industria cannábica?

Obviamente, moverse dentro de la industria suma muchos puntos para que te conozcan y te inviten a participar como juez. Ser el dueño o representante de una marca reconocida, tener un growshop que haga mucho ruido o ser un influencer en redes sociales, seguramente genere los contactos necesarios para que llegues a ser un invitado de honor en la barra libre de variedades de una copa.

  1. ¿Vives en el lugar donde se hará el evento?

Muchas veces en este tipo de competiciones, a los jueces se les entregan varias muestras antes del día del concurso, para que puedan revisarlas y probarlas con detenimiento. Si el evento es en California, pero vives en Chile, difícilmente vas a poder participar en este proceso, a no ser que tengas la plata suficiente para costearte los pasajes y la estancia. Pero no quiere decir que no puedas participar en eventos alrededor del mundo, ni mucho menos. Para los jueces cannábicos expertos y ya reconocidos por la industria, seguramente las organizaciones de las propias copas costeen sus gastos de estadía y traslado por poder tenerles como invitados de honor.

Si ya te han elegido para ser juez….

  • Lee bien las reglas de la competición y que aspectos se van a juzgar para estar familiarizado con ellas. Normalmente los jueces son elegidos con bastante antelación al evento así que hay tiempo para consultar las normativas.
  • Asegúrate de que el evento tiene una adecuada ventilación, de que tendrás a mano bebida y comida suficientes para el bajón que tendrás después de tanta marihuana y de que llevarás algún producto que te ayude a quitarte el sabor de la boca entre cepa y cepa.
  • Trabaja en tu tolerancia. Hay copas que duran un día, otras que duran tres y otras que duran más de una semana, en las que se tienen que testear más de 100 muestras. Esto quiere decir que vas a tener que consumir mucha marihuana en poco tiempo y en ocasiones fumar muy rápido, así que debes asegurarte que tu cuerpo está preparado para manejar esa cantidad de cannabinoides.
  • Toma notas. Es importante que aunque estés en un evento probablemente lleno de volaos, cumplas tu papel correctamente. Muchas veces volver a probar una cepa no es posible, así que tus notas van a ser lo que te haga recordar el sabor, olor o textura del cogollo.

Fuente: Leafly