CannabisCultivoDrogasEducaciónMedioambienteMercadoNacionalRegulación

¿Cómo controlar las temperaturas altas en verano?

La temperatura juega un papel fundamental en todo cultivo de cannabis. Las plantas responderán de manera positiva o negativa en función del equilibrio de dicha variable. Al ser seres vivos como nosotros, las reacciones naturales de los vegetales son perceptibles, y una exposición a temperaturas sobre 30° C puede provocar una muerte en menos de 24 horas.

El outdoor o exterior es un sistema de cultivo donde las variaciones de temperatura determinarán la supervivencia de una planta en época de calor. Las medidas básicas de cuidado van desde mantener la humedad en el cultivo y alrededor de él, hasta el hecho de aplicar pantallas o mallas de protección para los rayos del sol. Aquí enumeramos algunas otras:

  • Si cultivas con macetas negras u oscuras, evita que tengan una exposición muy

prolongada a los rayos del sol. Asimismo, lo mejor es que su superficie de contacto

no sea de cemento o plástico. Es preferible usar baldosas o madera.

 

  • Mientras no tengas flores, abusa del riego foliar rociando agua cada mañana,

durante la tarde y en la noche.

 

  • También folea los alrededores del cultivo, por muy pequeño que sea tu espacio.

Aleja los objetos que se calientan en exceso y se transforman en fuentes de

calor (basureros de plástico, bloques de concreto o metales).

 

  • Usa mallas raschel para proteger la exposición prolongada al sol, evitando el

sobrecalentamiento de tu maceta, sustrato y la misma planta.

 

  • Riega muy temprano o solo de noche, después de que se ponga el sol, para aprovechar la

hidratación al máximo.

 

En indoor, el asunto se torna un poco más complejo, debido a que somos los responsables

de controlar la temperatura. En este caso, los consejos van desde prender el foco solo de noche, hasta considerar un humidificador:

 

  • Usa ventiladores suficientes para mover el aire y extraerlo del cultivo. En caso de no usar un sistema como CoolBox o CoolTube, los ventiladores deberían apuntar en su mayoría directo al foco.

 

  • Riega solo cuando la luz esté apagada, de esta manera maximizas la hidratación.

 

  • Si tienes más opciones para colocar tu indoor, lo mejor es hacerlo en un lugar como

el baño o en alguna otra habitación fresca donde el calor no se encierre.

 

  • El temporidazor debiera encenderse apenas el sol se esconda. Aprovecha las horas

con menos calor para prender el indoor.

 

  • Si lo necesitas, pon agua fresca dentro del cultivo para ayudar a controlar la humedad.

 

Finalmente, el mejor consejo para estos meses de calor que quedan es dar la mayor atención posible y no perder de vista el riego, solo así asegurarás un cultivo sano y productivo.

Leave a Response