TEST

Mauricio Purto: "Si fumara con Piñera se le pasarían los tics".

Jorge López Orozco
Jorge López Orozco
Edición 147
Jorge López Orozco
Jorge López Orozco
Edición 147

Cuando a inicios del 2005 le recetó marihuana a la Luchita Velasco para que alivianara los dolores de la artritis que le habían deformado los dedos, nunca pensó todo el revuelo que se formaría. La anciana, de más de 70 años y de clase alta, estaba deprimida. Su hija había leído acerca de los beneficios de la marihuana medicinal en Estados Unidos y le pidió a Mauricio Purto, médico cirujano y montañista, su opinión al respecto.

El doctor Purto, hasta ese entonces, tenía una íntima y larga historia con la planta ilegal más famosa del planeta. Con ella había aprendido notables lecciones en medio de la naturaleza y los relieves andinos. Aparte, conocía perfectamente de sus bondades medicinales: "Pero sabe, no es llegar y fumar", cuenta que le dijo a la veterana. "La va a consumir al irse a acostar. ¿Sabe cómo? Se va a tomar una agüita de marihuana. Pone unos cogollitos en agua caliente, los va a dejar reposar un buen rato y después se va a tomar la agüita. Y si siente que no pasó nada, se va a comer un cogollito. Así empecé con ella".

En febrero del 2005, a la Luchita -también esposa del exsenador DC Juan Hamilton- la atrapaban con un kilo de marihuana procesada y con 44 m

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme