TEST

La realidad de los dispensarios en Chile: La ley protege a los clubes cannábicos. Las fuerzas de la ley no

Octavio García Soto
Edición 144
Octavio García Soto
Edición 144

Al cortar el suministro legal de cannabis medicinal, aumentan las posibilidades de que los socios recurran al mercado negro, arriesgando la salud pública.

La mañana del lunes 13 de agosto del 2018, Luis Quintanilla y Valeska Frías llegaron a trabajar al invernadero de su parcela en Calera de Tango. El sábado habían cosechado y limpiado rigurosamente, ahora había que transplantar los clones y comenzar el proceso de colgado. Luis y Valeska son parte del directorio del Dispensario Nacional, el primer club de cannabis medicinal en Chile. Fundado el 2016, esta asociación sin fines de lucro cuenta con un cultivo colectivo al cual tiene acceso todo aquel que presente una receta médica y que pague una cuota mensual para el cuidado del cultivo.

A la hora de almuerzo el equipo se reunió en la casa principal para comer. Alrededor de las 15 sonó la campana. Un equipo de antinarcóticos de la PDI estaba estacionado frente a la reja de entrada. Luis calcula que había más de 25 efectivos. Respondían a una denuncia anónima que aseguraba que su plantación estaba dedicada al narcotráfico.

Luis les mostró los estatutos y recetas médicas para acreditar que estaban protegidos por la ley, pero los efectivos no hicieron cas

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme