TEST

Especial Inmigrantes
La esperanza, el último refugio

Fernando Santibañez
Rudy Muñoz
Edición 138
Fernando Santibañez
Rudy Muñoz
Edición 138

Un refugiado sirio en Chile cuenta cómo llegó hasta el país, escapando de una guerra que ya va por los ocho años y parece no terminar. Un viajero del mundo que aún espera poder regresar a su país junto a su familia, la que actualmente vive en Venezuela.

Por Fernando Santibáñez. / Fotos: Rudy Muñoz

En el antiguo televisor de 21 pulgadas, de esos que no se pueden colgar en la pared, se ve y se escucha nítidamente cómo el Huracán Florence amenaza la costa de Estados Unidos, y de cómo en Barcelona celebran el día nacional de Cataluña. "Acá no se sabe nada de lo que pasa en Siria", dice, en un correctísimo español, Wassil Abohamad de 44 años, en su habitación ubicada sobre un viejo galpón en el que oficia de cuidador en la comuna de Estación Central en Santiago.

Wassil nació en El Líbano hace 44 años, mientras sus padres, Sirios, trabajaban en aquel país fronterizo. A los pocos meses regresaron a su tierra natal, específicamente a As-Suwayda, un poblado al sur de Siria donde la mayoría de sus habitantes son drusos, religión que profesa Abohamad.

Mientras conversamos de la vida y el camino que lo trajo hasta Chile, Wassil fuma seis c

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme