Festival Woodstaco: hecho a mano

Fernando Santibáñez
Manu Rojas
Edición 142
Fernando Santibáñez
Manu Rojas
Edición 142

Desde hace once años, los veranos comienzan con música y naturaleza en la región del Maule. El festival de música independiente más grande de Chile, Woodstaco, reúne a miles de fanáticos del rock y sus derivados que disfrutan de más de 100 bandas tocando al aire libre. Este año se realizó por primera vez en el camping Trapiche cercano a Parral. Sus organizadores esperan mantener viva la esencia del trabajo a pulso.

A veces pienso que esa gente tan cool/ no tiene chispa para conquistar/ si sus monedas lo pueden comprar/ ellos se olvidan de lo artesanal... Así lo escribió el Pity Álvarez en 'Lo artesanal' de su banda Viejas Locas hace unos años atrás. Y es lo primero que se me viene a la mente cuando escucho a Felipe Salas, uno de los fundadores y organizadores del Festival de música Independiente Woodstaco.

Porque Woodstaco está hecho a pulso por un grupo de 13 amigos curicanos que gozan escuchando rock y que no quieren dejar de lado la esencia de una festival que partió como la celebración de un carrete en la casa de Salas y al que en su primera versión en diciembre de 2008, asistió una sola banda. Desde hace unos años ya son más de 100 los grupos que tocan durante los tres días

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme