TEST

Energy Control:
Dos décadas llenando el vacío

Iván Vila
Anna Achón
Edición 135
Iván Vila
Anna Achón
Edición 135

Dos supuestas pastillas de éxtasis, una blanca y una amarilla, con el logo de Ferrari dispararon la alarma, porque, en realidad, lo que contenían era bk-EBDP (efilona), una sustancia perteneciente al grupo de las catinonas, con efectos estimulantes y entactógenos, que se detectó por primera vez en España en 2016 y de la que poco se sabe aún. Y la alarma decía: "bk-EBDP en dos pastillas vendidas como MDMA en Mallorca". Dado lo poco que sabemos de esta sustancia, es difícil ofrecer pautas de uso de menor riesgo y, por tanto, la mejor recomendación es la de evitar su consumo, especialmente si lo que se desea consumir es MDMA".

Por Iván Vila / Fotos: Anna Achón

Por el tono, incluida la leve ironía final, ya habrá deducido el lector que el mensaje, difundido vía Twitter el pasado 25 de abril, no corresponde a ningún organismo de salud, pero sus autores saben lo que dicen, y lo que hacen. Llevan más de dos décadas diciéndole a los consumidores de drogas lo que realmente están tomando. Es decir, facilitándoles una información básica que las autoridades sanitarias españolas ya suministran a los consumidores de cualquier producto comercializado de forma legal pero se niegan a difundir en el

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme