TEST

Astronomía
En el ALMA del desierto de Atacama

Jorge López Orozco
Jorge López Orozco
Edición 137
Jorge López Orozco
Jorge López Orozco
Edición 137

A 40 minutos de San Pedro de Atacama está uno de los proyectos científicos más relevantes a nivel mundial en el estudio del cosmos. Desde el año 2013, más de medio centenar de antenas apuntan al cielo sobre los cinco mil metros de altura buscando desentrañar los misterios del llamado universo frío, los vestigios más antiguos del espacio que conocemos los humanos. Revista Cáñamo subió donde pocos llegan.

Texto y fotos por Jorge López Orozco

El viaje se detiene en la portería del ALMA. Suena a frase de Paulo Coelho, pero esta parada es obligatoria para poder entrar en las instalaciones del Atacama Large Millimeter /submillimeter Array, el radio observatorio más ambicioso de la Tierra. El sol aún no despunta en los macizos andinos del desierto y el frío está casi en cero a mediados de agosto.

Mostramos nuestros documentos de identidad, formalidad obligatoria para entrar a esta restringida zona del desierto atacameño. Desde hace menos de una década que la sigla ALMA se ha instalado como una palabra regular entre los habitantes de la turística localidad de San Pedro, en la región de Antofagasta. Anotados nuestros datos, seguimos por la ruta que asciende hasta los 2.900 metros de altura

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme