30 años fumando pasta

Carlos Martínez
Edición 133
Carlos Martínez
Edición 133

“Mi cuerpo lamentablemente me pide esta mierda, lo necesita”

 

Conversamos con Pececillo, quien en casi tres décadas no ha parado de fumar pasta base. Parece increíble que alguien pueda consumir durante tanto tiempo, pero es la expresión de una realidad, ya que según un estudio de SENDA más de la mitad de la población de pastabaseros en Chile tiene actualmente en promedio 37 años. Pececillo tiene 42 y nos recibió en su pieza, donde conversamos acerca de cómo la pasta se transformó en su acompañante en este camino solitario que decidió emprender. Acá el relato.

 

 

Por Carlos Martínez

 

En la esquina de un pasaje no tan al sur de Santiago, nos juntamos a media tarde

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme