TEST

Más cerca del panfleto que de la evidencia

Edición 147
Edición 147

A fines de junio, el Colegio Médico de Chile hizo público el documento que fija su posición sobre el proyecto de Ley que "Modifica el código sanitario para incorporar y regular el uso medicinal de productos derivados del cannabis", más conocido como la "Ley de Cultivo Seguro", promovido por Fundación Daya y Mamá Cultiva, entre otras organizaciones.

Dentro de las muchas contradicciones, omisiones y abiertamente falacias que contiene el informe (ver artículo "Cuando la Evidencia no Alcanza", en la edición de julio de Revista Cáñamo), hay una que nos parece fundamental no tanto porque de más o menos luces sobre el tema medicinal en sí, sino porque da cuenta del sesgo y la clara intencionalidad de distintos actores sociales, en este caso algunos médicos, por mantener el statu quo en materia de cannabis.

El propio informe reconoce que "la actual ley chilena NO impide el uso medicinal de cannabis y sus derivados mientras tenga las autorizaciones pertinentes por lo que no queda clara la necesidad de un nuevo marco normativo". Y acto seguido sentencia que "el proyecto de Ley intenta eliminar estas medidas de control, quitando la garantía de eficacia, seguridad y calidad que necesita la población".

Sin embargo, al momento de exhibir los argumentos pa

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme