Noches

Relatos de un volao
Marcelo Escobar
Edición 142
Relatos de un volao
Marcelo Escobar
Edición 142

Cuando oscurece es mi parte favorita del día, fumar un cañito y ponerme a mirar el cielo para ver si alcanzo a divisar una estrella fugaz o a Santa Claus; sentir que eres tan diminuto en un universo difícil de comprender para nuestro simple cerebro, una sensación complicada de explicar. Siempre he creído que no estamos solos, obviamente dejando fuera a los 7350 millones de personas que existen en estas tierras. Tampoco quiero parecer un tipo de Salfate o un conspirador, sólo que me gusta pensar que no lo estamos. Un día hablando esto mismo con un amigo, pensamos en que los 'extraterrestres' también deben preguntarse si están o no solos, y para ellos nosotros somos 'aliens' y nos hacen películas clichés de que los atacamos y ellos salvan su planeta, algo como 'el día de la independencia', con un Will Smith reptiliano y con cráneo alargado. Llegamos a la conclusión de que estábamos muy volados, así que sólo sirvió para reírnos un rato, pero me sigue invadiendo la curiosidad por saber la verdad, ¿alguien en la tierra lo sabrá? De todos modos, ya me desvíe del tema, solo quería desahogarme. Retomando lo que dije al principio de la noche, me hace recordar un día domingo en el que salí con un grupo de amigos

Para ver esta nota debes ser suscriptor

Recordarme