REVISTA DIGITAL
|
REGISTRATE
Abril 11, 2019

Los múltiples beneficios y las distintas formas de ser utilizado han hecho del cáñamo un componente ideal para crear productos en pro del bienestar sexual. En esta línea, el negocio de los sex-shop se ha unido a larga lista de mercados que utilizan las propiedades de esta planta. Hoy los artículos sexuales cannábicos son cada vez más populares.

Leer más


Gabriel Zenteno pertenece a la comunidad Cáñamo Chile, lleva tres años pololeando y una de sus acciones favoritas a la hora de tener sexo es usar marihuana. Pero no me malinterpreten, no hablo de fumarse un pito, sino de estimular sus genitales y los de su pareja con lubricantes a base de cannabis.

“La wea es muy buena, cuando tenía sexo las sensaciones se acrecentaban. El placer y el tacto se sentía mucho más”, explica el joven de la comuna de La Reina. El Gabo – como le dicen sus cercanos-   pertenece al creciente grupo de personas que utilizan productos a base de marihuana como estimulantes al momento de tener relaciones sexuales.

A nivel mundial este nicho se conoce como cannasexuales, término que fue acuñado el 2013 por Ashley Manta, terapeuta sexual de California.  En una entrevista realizada por la BBC, la especialista señaló que la vulva – órgano sexual femenino externo- tiene un gran poder absorbente, especialmente con las cremas y sprays a base de cannabinoides. “Yo ayudo a la gente a hacerse con el control de su vida sexual para mejorarla utilizando esta planta milagrosa llamada cannabis”, explica.

Fue precisamente el aumento de los cannasexuales, lo que motivó a StarSex – marca nacional dedicada al rubro del sex-shop – a innovar en la creación de estimulantes eróticos con base de marihuana. De esta manera, el 2015 fue lanzado al mercado el primer lubricante sexual orgánico a nivel mundial, Weed. Y que para sorpresa de muchos, fue creado por chilenos.

Para Gabriel, el nuevo producto de la marca fue todo un acierto. Los lubricantes que había probado nunca lo terminaron de convencer, pero cuando probó  por primera vez Weed quedó maravillado. “Es incluso mejor que el Yes, no quedas pegoteado ni nada por el estilo. Lo que si tiene es olor a marihuana, así que recomiendo estar con una pareja que sea consumidora”, advierte.

En su año de lanzamiento el producto nacional fue todo un éxito: 4 mil lubricantes vendidos a lo largo del país. Y las ventas siguieron en aumento, a la fecha son cerca de 83 mil los ejemplares que han sido comercializados exitosamente. El boom que se está viviendo con los productos en base a cannabis deja en claro que los chilenos estamos perdiendo, poco a poco, el temor instaurado a base de mitos y prejuicios en torno a la marihuana. Pues las propiedades de la planta ahora pueden ser utilizadas en algo tan normal y cotidiano como el sexo.

A juicio de Carlos Pampaloni, jefe de operaciones de la marca StarSex.cl, el éxito responde al protagonismo y la fuerza que tiene la cultura cannábica en nuestro país. “Chile se ha posicionado como uno de los mayores consumidores de cannabis a nivel mundial. Por otra parte, los sex-shop son cada vez más populares. Estos dos puntos nos motivó a unir el mercado orgánico con el del placer y entretención”, sentenció.

La aceptación ha sido tal, que hoy en día la marca ha ampliado su catálogo de productos a base de la santa planta. A Weed se le han unido una decena de aceites de masajes que ayudan a los hombres en un problema muy recurrente a la hora del sexo, la disfunción eréctil.

¿Cuáles son sus componentes?

Lo que distingue a estos productos de la competencia es su composición. Si bien es libre de THC, la semilla de cáñamo tiene tres elementos que se encuentran presentes en el lubricante.

La primera de ellas es el L-Arginina, la cual potencia la circulación sanguínea mejorando la sensación de placer en la mujer y potenciando la erección natural en el hombre, optimizando el acto sexual. Por otra parte, se encuentran los componentes del aceite de cáñamo, que se caracteriza por ser rico en dos ácidos grasos esenciales: omega-3 y omega-6. Además de aportar nutrientes a la piel  cumplen la función de relajar la zona de aplicación, ayudando a evitar la eyaculación precoz y problemas de dilatación.

Pese a las anécdotas que giran en torno al uso de estos potenciadores sexuales orgánicos, todavía no existe un estudio que certifique las propiedades del producto.

Estudios sobre la combi sexo-marihuana

Al contrario de los buenos resultados que tuvo el lubricante en la vida sexual de Gabriel, los estudios contradicen la experiencia de muchos consumidores. Sin ir más lejos, el año 2011  la Sociedad Internacional de la Medicina Sexual realizó experimentos en animales en donde se concluyó que el cannabis provoca un efecto inhibidor de receptores específicos dentro del tejido eréctil. Una medición similar halló que los consumidores diarios de cannabis tienen más posibilidades de sufrir una disfunción eréctil.

La Asociación Británica de Salud Sexual y VHI indicó que los cannasexuales deben ser cautelosos a la hora de tener relaciones sexuales. El portavoz de la organización médica, Mark Lawton, señaló que tanto la marihuana como el alcohol tienden a nublar el juicio de las personas. En una entrevista a BBC, el especialista dijo que: “el uso de preservativos baja cuando se toma o usa drogas recreativas”.

Pero no todas las noticias son malas en el ámbito científico. Un estudio concluyó que las mujeres consumidoras de cannabis tienen una mayor posibilidad de tener un orgasmo.  La medición fue realizada a más de 373 mujeres, de las cuales el 34 % indicó que usaba marihuana antes del sexo. Desde la Sociedad Internacional de la Salud Sexual –  a mando de la investigación –  informaron que las propiedades de la planta aumentó en las féminas el deseo sexual, disminuyó los niveles de estrés y ansiedad e incrementó la sensación al momento del clímax.

Y tú, ¿te consideras un cannasexual? Coméntanos.


Leer menos