REVISTA DIGITAL
|
REGISTRATE
Marzo 4, 2019

Las moon rocks o rocas lunares en español, son una asombrosa combinación de aceite de cannabis, cogollos y kief que hacen que estas “piedras” sean una de las maneras más potentes de consumir cannabis.

Se venden en los dispensarios de los países en los que es legal el consumo, pero también se pueden hacer de manera casera. Se puede utilizar cualquier variedad para crear estas maravillosas rocas lunares, pero parece que la más popular es la Girl Scout Cookies.

Leer más

Estas rocas están consideradas como los “cogollos” más potentes que se pueden fumar, con niveles de THC que superan el 50%. Para que te hagas una idea, un cogollo tiene una media de entre un 15 y un 20% de THC, y las variedades más potentes no suelen llegar a superar el 30%. Así que estas pequeñas piedras de felicidad solo están al alcance de los consumidores más experimentados y por supuesto, más volados.

Orígen de las moon rocks
Aunque existe algo de discrepancia y varias teorías sobre el origen de estas maravillas del cannabis, lo cierto es que se dieron a conocer mundialmente de la mano del hip hop. Desde siempre hemos visto como las grandes figuras internacionales de este estilo musical y del rap han estado vinculadas con la marihuana, y si no que se lo pregunten a nuestro querido Snoop Dogg, siempre en el punto de mira de los medios por algún asunto relacionado con la hierba.

Y es que fue de la mano del rapero y vicepresidente ejecutivo de la discográfica Death Row Records, Kurupt y de su colega y también rapero Dr. Zodiak que las moon rocks salieron al mercado en una exitosa y creativa campaña de marketing.

Las rocas lunares de Kurupt tienen un nivel de THC del 51%, pero hay otras en el mercado como las de Big Tray Dee que llegan al 80%. El apoyo de muchas figuras internacionales como Wiz Khalifa o Kendrik Lamar también contribuyeron a que se expandieran en el mercado cannábico con enorme facilidad.

¿Cómo se hacen las moon rocks?
Si te gusta la marihuana y no has probado las moon rocks, a estas alturas del artículo ya debes estar babeando. Las moon rocks no son complicadas de hacer, pero si requieren de hartos cogollos para su elaboración. Normalmente suelen ser de 1 gramo, pero en tu casa puedes hacerlas lo grandes que quieras (o puedas) y pasar fácilmente de una roca a un meteorito.

Estas rocas lunares, también conocidas como caviar de cannabis, son muy fáciles de hacer, pero requieren de ciertos conocimientos previos. Lo primero es que el aceite de cannabis que vas a utilizar debe ser de calidad, si no lo has hecho tú mismo debes asegurarte de que la fuente es de fiar y de que el aceite ha sido hecho con cogollos con alto contenido en THC. Sólo se necesitan unos gramos, pero si usamos un aceite cualquiera y de mala calidad, nuestras rocas lunares pueden no llegar a tener los ansiados efectos esperados.

Las variedades más populares para hacer las moon rocks son la Girl Scout Cookies o la OG Kush, pero en realidad puedes utilizar la variedad que más te acomode. Para empezar, hay que seleccionar un cogollo que ya esté algo compactado, pero que siga siendo de buena calidad. Después, con ayuda de un pincel o incluso una brocha de maquillaje, debes darle una generosa capa de aceite al cogollo. Por último, hay que rociar el cogollo con el polen o kief, que es el toque final que le da ese aspecto como de otro planeta.

El kief lo puedes conseguir de la parte de debajo de tu moledor, esa que siempre guarda ese preciado polvito, perfecto para utilizarlo en ocasiones como esta. Si no tienes suficiente polen en tu moledor, también puedes utilizar algunos cogollos e incluso las hojas de tu planta (que esperamos que guardaste para hacer quequitos y leche) y tamizarlos de manera muy sencilla hasta obtener un poco más de polen.

Debes dejar que las moon rock se sequen antes de consumirlas y a modo de recomendación, es ideal usar guantes de látex y trabajar sobre una superficie limpia, para que no se pierda nada del material que estamos manipulando.

La mejor manera de probar las moon rocks
Después de haber seleccionado los mejores cogollos, aceites y pólenes de nuestra cosecha, sería una pena que, por no utilizar el mejor método de consumo, perdiéramos potencia a la hora de fumar estas maravillas.

Utilizar un bong o pipa de vidrio, o en realidad cualquier parafernalia de este material, parece ser la mejor forma de disfrutar de estas bombas espaciales. No es recomendable moler las moon rocks, por lo que fumarlas en un caño tampoco es la mejor idea. La gran cantidad de resina hace que las rocas sean complicadas de prender y de mantenerlas prendidas. Y para fumarse un caño habría que mezclarlas con más flores o lo que es un sacrilegio para cualquier chileno, con tabaco.

Para esta nueva experiencia, te recomendamos que tengas a mano comida y agua para sobrevivir al bajón, ya que para muchos que han probado estas maravillas, la volada es mucho más fuerte que el subidón que proporcionan otras cosas que hay en el mercado.

Leer menos

Artículos Relacionados

Aplazada para enero  discusión de #leycultivosegur... Si bien estaba en tabla, por motivos de tiempo, la Comisión de Salud del Senado cerró sesión sin tratar #LeyCultivoSeguro, aplazando la votación gener...
Cruzar Los Andes después del 11 Francia, Canadá, México, Suecia. Son los primeros destinos que suenan en la cabeza a la hora de hablar de quienes partieron al exilio tras el golpe de...
Denuncia robo de sus plantas al 133 y queda deteni... Una particular denuncia recibió la sala de guardia de la Tercera Comisaría de Teno, cuando un joven de 20 años denunció al nivel 133, que desconocidos...

Ruleta Cáñamo: Participa por entradas para Expoweed 2019 y descuentos en nuestros bancos de semillas de colección.

Prueba Suerte