REVISTA DIGITAL
|
REGISTRATE
Febrero 16, 2019

Hace tiempo que venimos viendo que el cannabis se está asociando a todo tipo de productos de la vida cotidiana, y por ello no iba a quedar el sexo fuera de la escena. En países como Estados Unidos ya se comercializan lubricantes con CBD, que según los afortunados que los han probado, “proporcionan una experiencia mucho más placentera”.

Leer más

Sin embargo, no a todos nos afecta la marihuana de la misma manera, y fumarse un cañito antes de tener relaciones sexuales puede ser muy excitante para algunas personas, mientras que, para otras a lo mejor, la experiencia no tiene nada de diferente o especial.

Existen muchas teorías y especulaciones sobre lo que la marihuana puede afectar a la hora de tener relaciones sexuales, como variedades de cannabis existen en el mercado que afectan de manera diferente a cada consumidor. Acá te mostramos

La marihuana afecta al apetito sexual de diferentes formas

Todavía no está nada claro como la marihuana afecta exactamente al deseo sexual, lo que hay son muchas teorías y algunos incipientes estudios. “La gente que consume marihuana a lo mejor tiene más sexo porque sienten menos presión personal cuando están voladas, por lo que no sienten la ansiedad que pueden experimentar otras personas en estado de sobriedad”, sugiere la terapeuta Amanda Pasciucco. “Una pequeña cantidad de marihuana puede hacer que aumenten las capacidades comunicativas de la persona y la habilidad para expresarle sus preferencias a su pareja sexual”.

Los usuarios habituales tienen más sexo

Según un estudio realizado por el sexólogo Lawrence Siegel, el THC parece que está asociado con una parte del cerebro encargada del apetito sexual, por lo menos en las mujeres.
“Nuestro propio sistema endocanabinoide es la clave en la regulación de cosas como el placer, el dolor o la relajación. Cuando este sistema se activa por los cannabinoides del cannabis, puede hacer que las personas experimenten relajación, con un incremento del placer y con menos dolor”, cuenta Peter Barsoom, fundador de una compañía llamada 1906, que trata de poner el cannabis en la escena diaria de la sociedad y los medios. “Esto puede hacer que el sexo sea más placentero y la excitación mucho mayor, al aumentar la intensidad de las sensaciones”.

Aunque algunas personas experimentan ansiedad cuando consumen marihuana, para otras el efecto es totalmente diferente: “cada persona tiene una respuesta única al cannabis, tanto física como psicológica, y para que el cannabis te ayude en tu vida sexual, tienes que encontrar el tipo de marihuana que funciona contigo”, cuenta el sexólogo Nick Karras. “Yo personalmente recomiento que se experimente con una pequeña cantidad de la variedad de cannabis indica, después se use la sativa y las híbridas, y así descubir cuál es la que funciona mejor contigo mismo”.

Las dosis y la forma de consumo importan

Igual que para las personas que utilizan la marihuana como medicamento para tratar sus dolencias, la dosis y la forma de consumirlo importan. No es lo mismo tomar el aceite de cannabis de forma oral que sobre la piel. Lo mismo pasa a la hora de tener relaciones sexuales.

Lo que casi todos los expertos recomiendan es empezar con dosis bajas y usando un solo método de consumo. Si estás empezando a consumir, lo ideal es hacerlo de la manera más tradicional que es fumando un caño directamente, o de formas más modernas como lo es la vaporización. Comer alimentos con marihuana, si no eres un usuario experimentado, no es muy recomendable, ya que es muy complicado controlar la cantidad necesaria que tu cuerpo necesita para volarse en la medida perfecta. Y es extremadamente fácil comer de más y acabar teniendo un viaje bien desagradable.

Sin embargo, en los países donde reina la legalidad, hay productos comestibles que contienen la cantidad exacta de THC para que la experiencia sea completamente placentera.

THC vs CBD

La planta del cannabis tiene cientos de cannabinoides, entre ellos están el THC, responsable de que nos volemos, es decir de los efectos psicoactivos del cannabis, y el CBD, que es un componente medicinal, que no vuela, y es el que se utiliza para los medicamentos que se les suministran a los niños con enfermedades como la epilepsia refractaria.

Es por esta principal diferencia, que los cientos de variedades y productos cannábicos que existen, afectarán de una manera u otra a nuestras relaciones sexuales.

El CBD, por ejemplo podría usarse como una herramienta para recuperarse después de tener relaciones, o para reducir la ansiedad y nerviosismo que pueda provocar un primer encuentro. Los lubricantes con CBD que se comercializan en países como Estados Unidos o Canadá, han ayudado a víctimas de abusos sexuales a volver a tener relaciones placenteras normales.

El THC durante un encuentro sexual, también es importante, debido al subidón mental que proporciona. Con el CBD esto no pasa, y es el THC el responsable de tener una experiencia mucho más placentera. La euforia que provoca este cannabinoide, en su dosis correcta, para algunos es perfecta a la hora de tener relaciones. Pero ojo, siempre hay que tener cuidado con las cantidades, ya que cepas con altos contenidos de THC pueden hacer que nos aceleremos hasta tal punto de tener taquicardias. Algo nada recomendable si por ejemplo se trata de nuestra primera relación con esa persona especial.

Fuente: CNN

Leer menos