REVISTA DIGITAL
|
REGISTRATE
Diciembre 26, 2018

La araña roja, el pulgón o la mosca blanca son solo algunas de las plagas que pueden amenazar el cultivo que tanto hemos estado cuidando. Por eso es importante estar siempre alerta, y vigilar a las “niñas” constantemente para poder actuar a tiempo cuando estos insectos y plagas aparecen en nuestro cultivo.

Leer más

Uno de los motivos para usar remedios caseros es que así nos aseguramos que lo que le estamos poniendo a nuestras plantas es totalmente natural. Cada vez hay más productos orgánicos en el mercado para el cannabis, pero si lo hacemos nosotros mismos estaremos seguros cien por cien de lo que le estamos dando a nuestro cultivo.

Además, aunque algunos de los productos del mercado pueden funcionar muy bien para las plagas, nunca está de más para el bolsillo ahorrarse unos pesos con un remedio casero. Sí que es recomendable, que si ya has usado varios remedios caseros y las plagas en tu cultivo persisten, consultes a un profesional para que te ayude a salvar tus plantas.

Hongos


Algunos de los hongos que pueden aparecer en nuestras plantas son el Oídio, el Moho Gris, el Mildu o el Pythium, entre otros. Si nos hemos dado cuenta relativamente pronto y el cultivo no lleva más de tres días infectado, podemos tratarlo con bicarbonato. Lo único que hay que hacer es mezclarlo con agua y después rociarlo por la planta, el bicarbonato matará los hongos alterando el pH de las hojas, pero no perjudicará a la planta. También puedes añadirle a la mezcla una cucharada de aceite vegetal y media cucharada de jabón natural para potenciar los efectos del remedio.

También se puede utilizar cola de caballo mediante una infusión. Hay que hacer un té de cola de caballo, unos 100 gramos son suficientes para un litro de agua. Después se filtra y se hecha como riego a las plantas una vez que se enfríe.

Pulgón


Otro de los archienemigos de nuestras plantas, pero no solo del cannabis, pues al pulgón le gustan muchas otras plantas que pueden estar en nuestro jardín. El pulgón lo que hace es alimentarse de la salvia de las plantas y normalmente se coloca en la parte de debajo de las hojas, por lo que no es tan visible. Como tampoco deja hoyitos en las hojas y se reproduce muy rápido, es una de las plagas más temidas.

Si eres un afortunado y tienes un buen espacio de cultivo, existen algunas especies vegetales que puedes plantar cerca de tu cannabis que ayuda a ahuyentar al pulgón, por ejemplo, las madreselvas o las ortigas.

Pero si ya es demasiado tarde, lo que puedes hacer es un caldo de ortigas. En un litro de agua pon a remojar unos 200 gramos de ortigas secas. Deja reposar la mezcla una semana y después añade 100 ml de esa mezcla (pero filtrada) a un litro de agua y pulveriza tus plantas.

Otro remedio contra el pulgón está en la casa de todo el mundo, pues no se trata de otra cosa que el ajo. Lo que hay que hacer es dejar dos dientes de ajo pelados en un vaso de schop con agua durante 24 horas. Después, hierbe el líquido a fuego lento durante 20 minutos. Déjalo enfriar y pulveriza.

Araña roja


Se trata de ese diminuto ácaro que mide menos de medio centímetro pero que cada vez que escuchamos su nombre se nos ponen los pelos de punta. Esta plaga además crea una especie de tela de araña entre las plantas y hay que estar revistando el envés de las hojas constantemente para ver si aparecen estos pequeños enemigos.

Un remedio efectivo es triturar media cebolla, dos guindillas y dos dientes de ajo. Después se pone la mezcla en agua y se deja reposar durante dos o tres días. Luego hay que filtrarlo y añadirlo a tres litros de agua y después regar. También se puede utilizar el mismo remedio de las ortigas que con el pulgón.

Mosca blanca


La mosca blanca es otra de las más temidas plagas que pueden atacar a nuestro cultivo. Estos diminutos insectos pueden destruir la cosecha a una velocidad increíble y una vez que la descubras, debes actuar contra ella de manera inmediata. Actúa de forma similar al pulgón, alimentándose de la salvia de la planta y colocándose igual en la parte de debajo de las hojas, aunque también pueden verse por el sustrato.

Uno de los remedios más efectivos es, de nuevo, el ajo. Debes poner 3 o 4 dientes de ajo en alcohol de 96 grados y dejarlo reposar durante un par de días. Después debes usar esa mezcla para pulverizar tus plantas.

También puedes diluir jabón potásico en agua y pulverizar del mismo modo las plantas, de esta manera a las moscas se les reblandece el cuerpo y se asfixian, ya que respiran por la piel. Plantar albahaca cerca de nuestra marihuana también ayudará a ahuyentar este tipo de plagas.

 

Descarga tu guía de cultivo

Leer menos

Artículos Relacionados

30 años fumando pasta: “Mi cuerpo lamentablemente ... Conversamos con Pececillo, quien en casi tres décadas no ha parado de fumar pasta base. Según un estudio de SENDA más de la mitad de la población de p...
Uruguay: A partir del 1° de agosto el envase de 5 ... El Instituto de Regulación y Control del Cannabis informó el incremento que regirá desde este miércoles. A partir del miércoles 1° de agosto el preci...
El Rey, Luis Dimas: “La gente cree que jalar... Luis Dimas Misle es uno de esos artistas que no deja el escenario nunca;  aunque esté en la calle con ese caminar canchero  que deja la vereda chica, ...

Ruleta Cáñamo: Participa por entradas para Expoweed 2019 y descuentos en nuestros bancos de semillas de colección.

Prueba Suerte